La era tecnológica


El principal problema de la era tecnológica es la adaptación de los países que no han pasado por una revolución industrial y por una socialización liberal. De golpe y porrazo se encuentran con otra sociedad que los pone a trabajar 8 ó 12 horas, cuando ellos tenían lo suficiente con 4 horas al día. Y además eran libres, ejercía de páter familia, la sociedad estaba plenamente organizada. El cambio es muy grande. Es como si nosotros pasáramos de la Edad Media a la era de los ordenadores sin antes haber tenido nuestro Renacimiento y nuestra Ilustración. Este cambio tan radical conlleva un rechazo. Este rechazo se canaliza por medio de su refuerzo de la religión de sus antepasados. Por volver a vestir su ropa, criticando y repudiando a los que en su país se visten de occidentales. Ante esta falta de colaboración con el gran capital por parte de estos países, al sistema no le queda otro remedio que luchar contra ellos, para conseguir socializarlo que es el equivalente antiguo de la esclavitud. El integrismo religioso tiene sus orígenes en la década de los sesenta, cuando se pierden la colonias de África de Asia. Desde entonces se está intentando que se occidentalicen, que consuman Coca cola, que vayan al McDonald, que entren de lleno en la sociedad de consumo. Pero hay fallos, de factor, que el sistema tiene que corregir. La integración pasa por la socialización y al mismo tiempo por la equiparación. Es decir, no se puede ser sólo cliente también tienen que ser vendedores. Sus productos no pueden tener unos aranceles tan grandes que sea casi imposibles venderlos. Además, nuestra manía de imponer nuestro etnocentrismo con la llamada democracia. Hay países que la democracia no funciona, ni funcionará de momento. Hasta que se cree una clase media por medio de la asimilación. La asimilación se consigue por medio del reparto de los bienes de consumo. Que cada vez más tenga sus necesidades cubiertas. Siempre habrá dictadores e iluminados, la solución es crear un sistema que controle, lo mejor posible, a los malos gobernantes y que defienda a su pueblo de esta gente. Sanción económica de expropiación de todos sus bienes y de los bienes de sus familiares y personas del alrededor. En la actualidad no estaría de más eliminar los paraísos fiscales.

Comentarios